Seguidores

Y aquí estoy otra vez, escribiendote, como siempre. Aunque sé que estás palabras jamás llegarán a ti. Me cuesta aceptar que te quiero, aunque sea la verdad. Hay tantas palabras que me gustaría decirte, tantos besos, pero sin embargo, no me sale. Es verte y agachar la cabeza. Es ver tus ojos y quedarme sin aliento. La impotencia de decirte mil cosas al oído y no poder es casi tan horrible como echarte de menos. Y eso es lo que hago a cada hora, a cada minuto, a cada segundo. Y así podría continuar horas y horas hablando de lo que me haces sentir. Pero, sin embargo sé perfectamente que yo para ti no soy igual, que tan solo soy una simple persona en tu mundo. Alguien a quién dices hola y adiós. Es el miedo a aceptar lo que sentimos lo que hace que perdamos oportunidades. Y sí, sé que estoy siendo una tonta. Pero aun así, lo que siento por ti, no lo cambiaría.


All my agony fades away
when you hold me in your embrace.


3 comentarios:

  1. Me encanta tu blog,te espero en http://karenpaolarm.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Preciosa entrada! :)
    Me encantó, al igual que el diseño del blog!
    Me verás por aquí a menudo!
    TE espero;
    http://noesesotristezaentusojos.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola, Agridulce! Vaya, escribes fantástico, me gusta muchísimo de verdad. Es profundo.
    Yo tengo un blog nuevo y también hago como tú, desahogarme de lo que se me va ocurriendo, si quieres pasarte te lo dejo aquí: aesiy123.blogspot.com.es/ , y enhorabuena por el blog. :)

    ResponderEliminar